Imprimir esta página
Lunes, 06 Agosto 2012 19:27

Patrimonio y Turismo

Escrito por
Valora este artículo
(1 Votar)

Entre la concepción decimonónica y la actualidad.

La preocupación permanente por la cultura y lo cultural me llevó a capacitarme en todo lo referente a las temáticas, de lo que hoy se denomina patrimonio cultural.

Así llegue al posgrado de la Universidad de Tres de Febrero que es una de las instituciones pioneras en este tipo de capacitaciones y de ahí desembarque en las clases de los principales referentes de esta nueva avanzada cultural. Muchos de ellos profesionales formados en diferentes disciplinas y que se especializaron , desde lo arquitectónico, lo histórico, lo cultural, las bellas artes y las audiovisuales pero también desde lo legal o desde campos de conocimientos que serían raros para nosotros como aquellos profesionales que incorporan el avance de las nuevas tecnologías para dar vida a técnicas como la reflectología. Demostrando que es impensable generar espacios de trabajo que no sean verdaderamente interdisciplinarios.
En ese ámbito de trabajo, abierto, plural, diríamos una ventana a las múltiples experiencias mundiales pero también de los cientos de casos nacionales, confirmo que, solo con políticas públicas serías y profesionales capacitados, la inmensidad de la riqueza patrimonial podrá ser resguardada.
Así se generan estas reflexiones que son la continuación de otras que instalaron el debate en nuestra localidad. Debate del que me siento parte pero al que no están concurriendo otros actores que son fundamentales y necesarios como el estado, los inversores privados y principalmente los ciudadanos. No hay políticas serias de cuidado del patrimonio sino están pensadas desde y para la gente.

Entre líneas está, a grandes rasgos delineada la razón del título de la columna de hoy. Sería algo así: la concepción decimonónica del patrimonio está materializada en esta forma de gestionar los recursos culturales y los naturales, como si fueran ámbitos disociados. Podemos decir que es el desarrollo de experiencias, motivadas por el mero impulso personal, guiado por gustos e intereses que responden a lógicas individuales alejadas de lo comunitario. En la concepción decimonónica tendemos a pensar el día a día como si "yo" fuera el único capaz de resolver las cosas. Algo parecido al "después de mí, la nada". Debo de todas maneras reconocer que en algunos aspectos y en otros tiempos este tipo de acciones permitió más que nada restaurar y conservar, arquitectónicamente hablando, edificios en los que se habían desarrollado momentos claves de la historia nacional. Pero las sociedades evolucionan y con ella el patrimonio y lo que las comunidades consideran como tal. Ahí las concepciones más actuales que se abren en caminos diversos. Crear un Área de Patrimonio puede ser un punto central en la nueva concepción. Por eso el vaciamiento y la anulación de esa área en el ámbito municipal, tiene consecuencias que van más allá de las personas que las pudieran dirigir. En fin es este el comienzo de una serie reflexiones que tienen como objetivo reinstalar el tema, esencialmente llegar a los ciudadanos y poner a debate el patrimonio.

En primer lugar plantear que durante mucho tiempo patrimonio y turismo, como muchas otras esferas se ha desarrollado por separado, en paralelo pero sin puntos de conexión. O en todo caso con algunos puentes que se tendieron más que por una política que tuviera como objetivo construir estructuralmente esos puentes, sino establecer alguna relación, a veces forzada, ante determinadas necesidades coyunturales.
También podríamos decir que este desarrollo en paralelo respondió a una lógica de un mundo que ya no existe. En ese mundo un turista podía llegar a nuestra comunidad y moverse a partir de las ofertas, es decir las tradicionalmente conocidas como visitas al museo y por el otro lado disfrutar de la oferta natural en torno a la laguna, sin necesidad de que ambas actividades se toquen o se relacionen entre sí. Es más el planteo de las posibles actividades se hacía en forma separada, como si el embrión que da sustento a lo patrimonial y a lo turístico -comunidad/espacio- no hubiera sido uno. Es uno, pero el aprovechamiento del mismo se ha hecho y hace por separado.
Hay un elemento clave en esta historia, el estado, en este caso el estado municipal, que no está ajeno a esa lógica y con sus políticas alimenta y consolida esa mirada dual, aislacionista de un mismo todo. Las áreas responsables de lo patrimonial y de lo turístico se estructuran y evolucionan por caminos separados. Esto sigue siendo así o todavía podemos encontrar resabios de esta formar de "gestionar lo patrimonial y lo turístico"
Ahora bien, el proceso de globalización, quiebra esas lógicas y pone en la superficie del contexto global, la crisis de lo patrimonial y lo turístico como esferas independientes y obliga a llevar adelante un proceso de reformulación para adaptarnos a las nuevas lógicas de un mundo global. La vertiginosidad, la pérdida de identidad y de las certezas, el individualismo, la fracturación de las tramas sociales, sentimiento de lo efímero, la desaparición de las utopías, definen el campo desde donde se gestiona cultura. A lo que deberíamos sumar las crisis en el contexto local, ruptura del tejido social, dificultades para llevar adelante proyectos compartidos, cambios en los valores y códigos de convivencia y alteraciones en el esquema de relación con el mundo, se suman a los desafíos de los gestores culturales y a los responsables de acompañar esa gestión.
Ante ese escenario planteo, Patrimonio y Turismo, ¿se pueden asociar? la respuesta es sí y es una asociación lícita. Es más, es fundamental relacionarlos y unirlos. Porque si bien no vamos a adentrarnos en detalles, entre las características del proceso de globalización, está lo que se denomina la transnacionalización de la cultura o el fenómeno de la homogeneización cultural, en el que las sociedad globales imponen sus lógicas ayudadas por las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y ante este fenómeno, la interrelación entre patrimonio y turismo, es un componente clave para fortalecer la trama cultural de la comunidad, ante los elementos foráneos. Cómo nos protegemos o cómo nos posicionamos ante esa avanzada que es muy fuerte, una alianza entre patrimonio y turismo es una respuesta altamente positiva.
Lograr sinergia y desarrollar las bases de una mirada holística, permitirá superar las posturas taxonómicas que todavía predomina en el campo cultural local. En la mirada tradicional, es decir analítica, si una parte del sistema se perdía el todo no se alteraba. Ejemplo de esto es la política de protección arquitectónica local: fachada que se perdía, no alteraba para nada el entorno y como subsistían elementos en la lista que permitían seguir manteniendo la descripción, todo seguía igual. Hoy eso ha quedado de lado y se entiende que una fachada es parte de un sistema, de un entorno complejo y dinámico y que si se pierde, se van con ella elementos vitales para que el sistema pueda seguir funcionando como tal. Se rompen las propiedades vitales, es decir se anula la vida de esos edificios, porque detrás de una fachada hay vida. Las fachadas son la defensa de innumerable signos vitales de otro tiempo. Eso es el patrimonio intangible, pero necesitamos de otra columna para hablar de él.
Volviendo entonces a estas reflexiones considero clave y puntual que de ahora en más lo patrimonial sea considerado como algo más que una palabra en algún discurso vacío o como un elemento decorativo. Pensar que con luces de colores ya está, es cometer como comunidad un gran error, porque al igual que los espejitos de colores de la historia de Colón, las luces solo taparán errores y falencias de políticas públicas culturales serias y sistémicas. Como dice García Canclini "la cultura es el principal capital a futuro de las sociedades latinoamericanas frente al avance global" y sobre ese capital debemos trabajar. Quizás el patrimonio sea como los hilos de Ariadna, el camino y el instrumento que nos permita salir del de la encrucijada en la que estamos parados.

Leer 4902 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Agosto 2012 19:34
Administrador

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Lo último de Administrador