Una asociación lícita: el museo de la comunidad…
Spanish English Portuguese
Imprimir esta página
Martes, 17 Enero 2012 16:22

Una asociación lícita: el museo de la comunidad… Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

10 años de gestión cultural.

Con una misión globalizadora, en el transcurso del siglo XVIII, podemos encontrar las raíces del museo. Hijo de la ilustración, dará sus primeros pasos al ritmo de las transformaciones protagonizadas por las burguesías europeas, en su afán por posicionarse económica y políticamente. En ese proceso de consolidación, como manifestación de poder, lleva a estos sectores sociales a relacionarse con el mundo del arte.

Museo, musas, inspiración, ámbitos de conocimientos, de estudios, de debates. La expansión del capitalismo europeo hacia las sociedades lejanas y exóticas, le aportó inimaginables objetos, configurando el clásico museo decimonónico.

Basado en grandes taxonomías, reprodujo una lógica, la eurocéntrica, en ella Europa se declaraba heredera de las antiguas tradiciones y con ella comenzaba algo diferente.

Los inicios del museo en América, replican esos esquemas y así abrirán sus puertas los grandes mueso nacionales, que sobre es lógica taxonómica, representaron la época dorada de la consolidación del estado nacional.

Los diferentes vaivenes políticos, sociales y económicos parecía llevar a su fin a los museos, sin embargo, estas instituciones han logrado readaptarse y reposicionarse, como espacios dinámicos y abiertos a las nuevas tecnologías.

Hoy los museos ya no son esos lugares en donde se conserva el pasado, grises y oscuros, se han convertido en espacios vertiginosos, que incorporaron otros procesos, otras voces, otros estilos de vida, incluso han traído a la superficie páginas del pasado que habían quedado olvidadas, todo amalgamado con paletas de colores diversos e intensos, tecnológicamente desarrollados, plurales.

El museo, como institución consolidada en nuestra localidad, nace en los últimos días del año 2001. En un contexto especial para los argentinos. Los aportes y los trabajos que se habían desarrollado con anterioridad, toman forma y permiten dar vida al "Museo Guardia del Monte".

Pensado a largo plazo, se nutre de los cambios que se estaban desarrollando en el Complejo Museográfico Enrique Udaondo de la ciudad de Lujan, institución que estaba pasando por un proceso de modernización. Desde su origen se quiso que no fuera un pequeño museo de historia nacional, sino que el mismo reflejara el devenir de la historia del pueblo, de la vida en la frontera, el sentir de los montenses.

Así comenzó este proyecto que hoy cumple 10 años, que se amplió e incorporó otros relatos y que enfrenta un gran desafío, incorporar las nuevas tecnologías, la plasticidad de lo visual, como lo han hecho todos los grandes museos. Reconocido por los visitantes, por su dinámica y presentación de la información, es un logro importantísimo en el campo de lo cultural. Y seguramente aporta un porcentaje importante al reconocimiento que Monte tiene como lugar turístico y por el cual cientos de turistas los eligen año a año como espacio de descanso, para la diversión o para vivir.

En sus salas se atesoran momentos de nuestra vida comunitaria, recreación posible porque desde el primer momento, la gente confió su pequeño patrimonio, motivados y confiados en el grupo de ciudadanos que plasmo cada una de las ideas. Es conjuntamente con la Reliquia Histórica Rancho de Rosas el eje central en temáticas referidas al patrimonio cultural y se ensambla con otros espacios, alrededor de la Plaza Virrey Vértiz, área patrimonial por excelencia de todos los montenses.

Consolidado como institución, pensar Monte en presente y futuro, es pensar en el museo. Celebremos los 10 años del Museo Guardia del Monte y con el celebremos 10 años de gestión cultural en donde el pasado tuvo su lugar.

El museo es, según nuevas concepciones, un servicio más, como el agua, la luz, las cloacas; es un servicio cultural. Los servicios culturales "Son regeneración invisible, al comienzo no se nota que mejoran la calidad de vida de la población, después sí". "En el fondo los servicios culturales trabajan a lo Bloch: construyen utopías, entendida como una espera de lo que aún no ha llegado, de lo nuevo, en una perspectiva abierta de la ciudad. Los servicios culturales proponen una manera de vivir en la ciudad, critican lo injusto, la desigualdad y la falta de solidaridad. Y proponen.

Prof. Alejandro Cortés

*Integrante del grupo ejecutor del Proyecto Museo Guardia del Monte Dic. 2001-2011

Leer 19913 veces Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2012 20:38
Inicia sesión para enviar comentarios

Publicite Aquí

publicite aqui

Hágase conocer publicando en el Portal de Monte. Solicitar Información
Facebook
Seguinos en Twitter
Suscribite al Feed